Puno, 27 Febrero, 2017

 

#Gasoducto Sur Peruano reiniciará obras el 2017 con Brookfield

El fondo de inversión canadiense Brookfield comprará el 55% de las acciones que Odebrecht tiene en el mega proyecto energético Gasoducto Sur Peruano (GSP), según reveló Alfredo Thorne, ministro de Economía y Finanzas.

Precisó que esta negociación fue prácticamente cerrada la semana pasada, a casi un mes de que culmine la prórroga otorgada por el Estado peruano para que el concesionario presente la adenda de bancabilidad del proyecto, caso contrario el contrato volvía a manos del Estado para ser relicitado.

Según expertos, se calcula que una nueva licitación hubiese demandado al menos dos años, adicionalmente de la ejecución de las garantías de los bancos y de los otros miembros del consorcio (Graña y Montero y Enagás).

Por ello, la noticia no solo es celebrada en toda la macroregión sur del país sino por al menos 20 bancos de inversión que financian el GSP y que habían prestado, a la fecha, alrededor de US$ 600 millones y que irán recuperando en los próximos 30 años.

Brookfield, en esta operación, deberá desembolsar no menos de US$ 500 millones y asumir las deudas del actual licenciatario. Asimismo, según informe el ministro Thorne, la empresa ha aceptado que se mantenga la cláusula anticorrupción que tiene el contrato y que el Ejecutivo se negó a modificar a solicitud de empresas interesadas de las acciones de Odebrecht.

Un tema por destacar es que la ingeniería integral del proyecto se encuentra completa y revisada sin embargo para los entendidos en el tema existen aspectos por mejorar, como es el hecho de la carencia de ramales hacia Arequipa y Puno.

Ello ha sido advertido por Thorne, quien declaró que desde el lado de Proinversión se impulsará una segunda Asociación Público Privada (APP) para hacer la tubería que lleve la masificación del gas a estas ciudades.

"Y la idea ahí es masificar el gas a las familias, a las casas, que es a lo que nos habíamos comprometido”, resaltó.

Agregó que la obra podría retomarse una vez cerrada la adenda de bancabilidad; sin embargo, indicó que esto podría firmarse antes de fin de año, con lo que a inicios del 2017 se podrían retomar las obras de construcción que en su momento demandó a 7 mil trabajadores y hoy tiene a 1.500 personas trabajando.