Puno, 27 Mayo, 2017

 

Salida de Odebrecht podría demorar el Gasoducto Sur Peruano

La ejecución del Gasoducto Sur Peruano (GSP) podría sufrir una nueva suspensión o demora debido a que la empresa brasileña Odebrecht informó que venderá el 100% de la participación que tiene en este megaproyecto, por el escándalo de corrupción que afronta en Brasil.

"Odebrecht Latinvest -brazo de inversiones de la brasileña en América Latina- está vendiendo el 100% de sus acciones en la concesión del Gasoducto Sur Peruano. Ya hicimos el mandato a los bancos para que procedan", dijo un portavoz de la firma.

La compañía venderá su paquete accionario -que equivale al 55% del total- a sus socios: la española Enagas y la peruana Graña y Montero, aunque la operación aún no tiene fecha. Hasta el momento, la europea tiene un 25% de la participación en el consorcio y la peruana un 20%.

Hace unas semanas Enagas asumió la gerencia general del proyecto, en reemplazo de Odebrecht, "con la finalidad de salvaguardar el GSP de cualquier impacto reputacional ajeno al proyecto", según se dijo en ese momento desde la firma brasileña.

El proyecto está evaluado al menos en 5,000 millones de dólares y es el mayor del rubro en nuestro país. Consiste en la construcción de un gasoducto desde la reserva de Camisea en el Cusco (sureste) hacia la costa del Pacífico, en un trayecto de 1,134 kilómetros.

GSP requiere de un financiamiento de unos 4,200 millones de dólares a cargo de un conjunto de 15 bancos. El préstamo, que debía salir a fines del año pasado, se ha retrasado en medio de las noticias desfavorables para la empresa, cuyo expresidente Marcelo Odebrecht, ha sido condenado en Brasil a casi 20 años de prisión por corrupción.

Edgar Cutipa