DEPORTE

El Barcelona, entre el regreso de Dembélé y dos fichajes

Publicado el 05/01/2018 05:30 pm


Este Barcelona tiene demasiadas bifurcaciones. Y todas confluyen. Por una parte, está la sensacional temporada del equipo azulgrana, invicto en la Liga, la Copa del Rey y la Liga de Campeones de manera impecable en 26 veladas.


Todo ello, mientras Ernesto Valverde ha encontrado la paz que no tuvo encima de su escritorio cuando accedió a la Ciutat Esportiva. Ni tampoco los fichajes que requería, y que está obligando a la entidad barcelonista a apretar el ritmo para contratar a Coutinho y Yerry Mina este mes. De hecho, está cerca de cerrar sus incorporaciones.


Si el Barça de Valverde ha sobrevivido sin ellos, habrá que ver cómo funciona con su presencia. De momento, las millonarias negociaciones por el brasileño siguen en marcha, con el talentoso jugador en una esquina esperando a que el Liverpoolpor fin le abra la puerta para arrebatar a Dembélé el cartel de jugador más caro de la historia del club.


En cambio, las del central colombiano del Palmeiras están más que adelantadas y podrían certificarse en breve. No en vano, hoy se producirá una reunión en Brasil y su pase, acordado desde hace meses para este verano, se adelantaría.


Mina y Coutinho, dos refuerzos de lujo


Así se supliría la marcha de Javier Mascherano a China para volver a actuar a las órdenes de Manuel Pellegrini. El prometedor zaguero, un portento físico, impecable en el juego aéreo y capaz de sumarse al ataque, ya estaba apalabrado desde hacía tiempo, pero para que viaje al Camp Nou antes de tiempo habrá que aumentar esa oferta inicial de 12 millones de euros, que podrían ser 15. Tan adelantadas están las conversaciones, que el legendario delantero colombiano Faustino Asprilla le deseó suerte en las redes sociales, las mismas donde opina de fútbol como gran icono que era y es, e incluso bromea cosa bárbara.


A la espera de que el Barcelona confirme la incorporación de Mina y Coutinho y se desprenda de no pocas taquillas del vestuario (Arda Turan, Mascherano, Deulofeu y Rafinha, por ejemplo), queda el impecable resultado que está obteniendo Valverde sin tener una plantilla a su medida y dando descanso a jugadores clave como anoche a Leo Messi, Andrés Iniesta y Luis Suárez. No anda tan lejos el final del pasado mercado de fichajes, en el que hubo más portazos que aplausos, y en el que las súplicas fueron más que los éxitos. Queda por ver cómo queda este grupo con los retoques ansiados desde los meses de más calor.


Jose Arnaiz y su tercer gol con el Barça en Copa


Mientras, queda el descaro de Jose Arnaiz. No le gustan las tildes en su nombre y apellido, pero sí dejarse el alma en cada balón. Tanto, que se fue con molestias sin importancia fruto del agotamiento. «He tenido buenas sensaciones, pero hay que seguir trabajando. Estaba fundido al final, por eso pedí el cambio. Me voy muy contento por mi gol y por el rendimiento», indicó.


Tanto arrojo tuvo, que actuó por primera vez como delantero centro como azulgrana. «Aunque juega de costado, se desenvuelve bien delante, pero debe estar acompañado por jugadores. Nos podía ayudar, tiene desparpajo y gol», aplaudió Valverde, quien prefiere al chico antes que a Deulofeu como alternativa en ataque. Sintomático.


A todo esto, también dio los primeros minutos tras 111 días lesionado a Ousmane Dembélé. Ahora bien, el técnico avisa que seguirá mimando al todavía fichaje más caro del Barcelona: «Quería que jugara en una posición más liberado de obligaciones defensivas, que se encontrara con el juego».


Por todo ello, Valverde, que no dice ni mu de las inmediatas incorporaciones, se fue satisfecho de Balaídos. «Queda todo por decidir, pero aquí no hay favoritos. Era un riesgo realizar tantos cambios porque dependes del resultado. Pero estoy contento con la plantilla que tengo», aunque habrá novedades.


Redes Pachamama (Fuente: El Mundo)