MUNDO

Sopa canina a 8 dólares en mercado que Seúl iba a cerrar por los JJ.OO.

Publicado el 07/02/2018 03:52 pm


Corea del Sur mantiene la matanza y venta de perros como alimento a unos 100 kilómetros de Pyeongchang, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, pese a que las autoridades instaron a sus ciudadanos a que pusieran fin a esa práctica.

 

Esos animales se venden abiertamente en la ciudad de Seongnam, donde se ubica el mayor mercado canino a la intemperie de Corea del Sur —que tiene una capacidad anual de hasta 80.000 perros—, según una serie de fotografías difundidas por el diario británico The Daily Mail.

 

El único efecto de las medidas oficiales es una señal a la entrada del lugar que amenaza con perseguir a quienes tomen fotos, una cámara de vigilancia que graba quién entra y sale y que los carniceros se enfaden cuando les preguntan por su actividad.

 

Una de las imágenes muestra una veintena de perros enjaulados ateridos de frío y muy asustados que esperaban su destino, mientras que en otras instantáneas ya se ven sus cadáveres decapitados y con el pelo quemado por un soplete.

 

El cadáver de un perro adulto grande cuesta cerca de 180 dólares —40 dólares por kilogramo—, mientras que los restaurantes venden un cuenco de sopa canina a 8.000 won, menos de 7,5 dólares.

 

Las creencias populares de esa nación asiática estiman que el caldo de perro aumenta las capacidades sexuales. Por lo tanto, uno de cada tres surcoreanos ha probado la carne canina al menos una vez, mientras que uno de cada 20 consume ese alimento de manera regular.