ECONOMÍA

Moquegua: producción de paltas aumentó gracias a las abejas

Publicado el 15/03/2018 07:45 pm


El año pasado, la producción de palta en su variedad mayormente de fuerte, ascendió a cinco mil toneladas en el valle de Omate (Moquegua). En el 2016, la cifra había alcanzado las cuatro mil toneladas.

 

Ese incremento significativo en dos años fue atribuido a las más de 20 millones de abejas, repartidas en 500 colmenas instaladas en dicho valle de la provincia de Sánchez Cerro. El proyecto fue impulsado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Regional (Ceder).

 

La iniciativa, destinada a mejorar los ingresos de 100 familias productoras, fue financiada por el Fondo Quellaveco.

 

El cultivo de palta fuerte se desarrolla en 600 hectáreas. Cuando se pobló más del 50% del área de paltas, surgió la necesidad de contar con un vector más eficiente. Y estas eran las abejas. Siendo la palta una planta que no se poliniza sola por poseer un polen muy seroso y pesado, requería del aporte de dichos insectos para una mejor polinización.

 

El ingeniero Henry Díaz Perea, coordinador del proyecto, explica que para mejorar la producción mediante este método se introdujo la variedad de palta Hass como polinizante. Por cada 100 paltas fuertes, hay una a dos plantas de Hass.

 

Las abejas transportan el polen de una planta a otra en sus patas y otras partes del cuerpo. Al esparcirlo de flor en flor, aumentan el cuajado del fruto y la productividad de las cosechas.

 

“Si no hay un vector polinizante (abeja), la flor no fertiliza y al no fertilizar, no hay un cuajado, no hay fruto. Al aumentar la fertilización de las flores, aumenta el cuajado, la producción y por ende el ingreso familiar de los productores)”, sostiene.

 

En los dos últimos años, se calcula que la producción de palta aumentó de 10 toneladas por hectárea a 13 toneladas.

 

El proyecto da asistencia técnica para mantener activa y eficiente la colmena, distribuyéndola en distintos puntos del valle.

 

MENOS COSTOS

Este innovador método provocó un impacto en la economía de los productores. Se redujeron los costos de producción; si antes costaba 1.30 soles  por kilo, con la polinización cruzada es de un sol a menos.

 

En el caso de la palta fuerte, el 50% de la producción se comercializa en el mercado arequipeño. El resto se destina a Tacna, Puno y la propia Moquegua. Solo el 10% se destina a la exportación.

 

Adicionalmente, con la presencia de las abejas, se ha incrementado la producción de miel a 4,100 kilos, vendida principalmente en la zona.