JUEGOS Y TENDENCIAS

Así es jugar a PUBG en Android, ¿tienen sentido estos juegos en teléfonos móviles?

Publicado el 21/03/2018 05:30 pm


La versión para móviles del fenómeno PlayerUnknown’s Battlegrounds ya está entre nosotros, las pruebas iniciadas en Canadá y otros territorios han sido satisfactorias y el lanzamiento del juego del año en plataformas móviles ha llegado al fin, de forma global y tanto para iOS como para Android, donde ya está disponible de forma gratuita.


De nuevo la china Tencent Games a la carga, encargada esta vez de adaptar a los móviles un éxito mundial ya disponible en PC y Xbox como lo era PUBG, atreviéndose con un reto importante después de lanzar en Play Store su título Arena of Valor: Arena 5v5, un juego de dinámica similar a League of Legends que supera ya los 5 millones de descargas a nivel mundial.


Si no conocéis PlayerUnknown’s Battlegrounds se trata de un videojuego multijugador online de batalla en primera persona, algo similar salvando las distancias a la experiencia de un Counter Strike o Battlefield, que desarrollado y publicado por Bluehole en Windows y Xbox adapta ahora la base de su éxito, que es su gran jugabilidad, a las pantallas táctiles y a los teléfonos móviles.


Obviamente la misma duda que os acaba de surgir leyendo esto nos ha surgido a nosotros antes, y es que adaptar un juego como este a la experiencia de uso de un smartphone quizás suponga más frustración a los usuarios que la diversión que esperan si habían probado las versiones de PC y consola, así que analicemos… **¿Tiene sentido un juego como PUBG en plataformas móviles?


Una experiencia fluida requiere un hardware prestacional


La distribución de PUBG Mobile a lo largo del planeta está siendo fulgurante, es un fenómeno que está recorriendo el mundo y que en unas horas ha superado ya las 100.000 descargas en Play Store, y de hecho Jerry Chen, vicepresidente corporativo de Tencent entre otros cargos en la industria, ha afirmado que se encuentran emocionados de lanzar un título como PUBG en Android e iOS:


Lo primero que llama la atención de PUBG Mobile son sus requisitos mínimos, y es que de un plumazo se eliminan los smartphones básicos y todo el programa Android Go, rememorando aquellos años en que había que fijarse en la lista de requisitos para comprobar si ese juego que tanto nos gustaba era compatible con las características de nuestro PC. Los juegos de calidad no están hechos para teléfonos poco prestacionales…


Son necesarios Android 5.1.1 Lollipop o versiones superiores del sistema operativo, y en cuanto a hardware 2 GB de memoria RAM así como una cantidad de almacenamiento razonable para los recursos del videojuego, que pesa unos 31 megabytes en su instalación pero que requiere descargar contenido una vez iniciado, más o menos unos 900 MB.


La desarrolladora destaca que existen más de 500 dispositivos Android compatibles, pero ya estamos iniciando el debate. Obtener una experiencia fluida requiere de un hardware prestacional, y en un juego de este tipo un lag de unos pocos milisegundos acabará por hacer que nos maten frustrándonos seriamente. A mi me pasa con PES 2018, que cuando la conexión no es buena la experiencia tampoco lo es y me desgracia el partido multijugador… ¡Imagínate si está la vida de tu avatar en juego!


Así pues, la idea de un juego como este para smartphones a priori es positiva, es un juego de calidad, pero aunque instalarlo y ejecutarlo sea gratuito no lo será tener una experiencia de calidad, ya que necesitarás un smartphone de corte prestacional.


Así es jugar una partida a PlayerUnknown’s Battlegrounds


PUBG es un juego de batalla real con una dinámica de combate a muerte –deathmatch– en el que todos se enfrentan y tan sólo hay un ganador, el último jugador con vida. Se puede ingresar a las partidas en pequeños grupos o equipos, pero en cualquier caso la última persona o equipo con vida ganará la partida.


Los jugadores comienzan saltando en paracaídas hacia una isla, en una parte que ellos mismos eligen al entrar a la partida. La zona de juego es enorme y los recursos que el jugador vaya encontrando le ayudarán en su cometido de cargarse a todos los enemigos que se encuentre, incluso pudiendo utilizar vehículos para explorar el mapa, y recogiendo en camino armas, armaduras, ropa y otro equipamiento. Otros aviones irán dejando caer más suministros en el desarrollo de la partida, y las zonas más inseguras dispondrán de los mejores equipamientos, como era esperable…


Se puede jugar en primera o tercera persona variando la perspectiva, así como las ventajas y desventajas obvias de cada tipo de control a la hora de plantear el combate. Sea como fuere, cada pocos minutos el área segura del mapa se va encogiendo para facilitar encuentros y que la partida se desarrolle, así que la diversión estaría asegurada antes o después aunque hayas encontrado un lugar perfecto para campear con tu rifle de precisión.


Las partidas duran más o menos 30 minutos, y al final de cada una de ellas los jugadores reciben recompensas según el tiempo que han podido sobrevivir, los enemigos a los que abatido y el daño provocado, recompensas usables para adquirir elementos cosméticos o de personalización para nuestros personajes.


Muchas, y obvias, limitaciones de un juego así en un smartphone…


La primera limitación ya la comentamos, los requisitos mínimos hacen que muchos usuarios con teléfonos básicos no vayan a poder jugar a PUBG Mobile aunque quisieran. Además, hablando de recursos hay que saber que en un smartphone todos los recursos son limitados, y no hay posibilidad de ampliación en los diseños unibody, así que éste es un problema que tenemos que abordar.


Seguramente muchos ya os habréis dado cuenta de por donde vamos, y es que la autonomía probablemente sea el mayor problema de un juego como este, que consume muchos recursos y drenará capacidad de la batería a velocidad del rayo en partidas de más o menos 30 minutos, que una vez iniciadas no podremos abandonar sin aceptar nuestra deshonrosa derrota. Ya me imagino que una ‘Power Bank’ será parte de la vida de un jugador asiduo de PUBG Mobile, tal y como lo son para los jugadores de Ingress y Pokémon Go.


Además, el juego móvil es un juego mucho más casual, normalmente jugamos en el metro, en esas esperas haciendo cola, en los cinco minutos libres antes de volver al trabajo a mediodía, etcétera… La dinámica de juego de PUBG Mobile no permitirá este tipo de juego casual, y es que las partidas son largas, de unos 30 minutos si sobrevivimos, así que habrá que encontrar el momento para jugar y que nadie nos moleste durante la partida.


Otro de los inconvenientes claros es la propia jugabilidad de un título como este en pantallas táctiles, y es que Gameloft lleva años intentándolo con una saga Modern Combat que acumula ya unos cuantos títulos sin que este tipo de juegos acaben de despegar en plataformas móviles. Podemos adaptarnos a jugar de muchas formas en teléfonos móviles, pero estos juegos requieren de mucha destreza y las pantallas táctiles no son unas grandes amigas a la hora de apuntar y disparar.


Un gamepad Bluetooth facilitará la tarea y nos permitirá dejar de acumular frustración, pero que algunos jueguen con un gamepad y otros no elimina la sana competencia dando ventaja a unos pocos. No vamos a descubrir América en un vaso de agua, obviamente es mucho más fácil controlar un juego como PUBG con un mando que con los controles táctiles.


Muchas dudas para uno de los juegos más esperados del año, que probaremos a fondo en los próximos días para traeros nuestra experiencia con él, aunque seguramente la mayoría de vosotros ya habréis corrido a instalarlo y probarlo por vosotros mismos, algo que sin duda os recomendamos encarecidamente.


Redes Pachamama (Fuente: Andro4all)