CIENCIAS Y CURIOSIDADES

Con este dispositivo podrás beber todo tipo de agua

Publicado el 09/04/2018 09:55 pm


Es muy posible que hayas recibido el llamado de advertencia “no tomes agua de ese lugar” porque, de hecho, podría estar contaminada. Sin embargo, esto podría cambiar gracias al avance de la tecnología con un filtrador personal.

 

Más de dos millones de personas en el planeta no tiene acceso a una fuente segura de agua, según indica la Organización Mundial de la Salud, esto significa que por año mueren más personas que beben agua contaminada que por cualquier otra causa.

 

Es por eso que una opción ante este problema son los purificadores, que como en muchos casos los hemos visto de caño o hasta máquinas que logran filtrar partículas de agua con gas. Se estima que para el 2025, la mitad de la población mundial vivirá donde la demanda de agua potable exceda a su suministro.

 

Entre los purificadores, nace uno llamado LifeStraw, que limpia el agua pasándola a través de un grupo de fibras largas y huecas encerradas en un tubo de plástico. Su versión original, tiene la función de un sorbete. Solo se debe sumergir un extremo en un poco de agua y luego se succiona del otro.

 

Es tan viable que cualquier cosa más grande que dos micras, o una centésima parte del grosor de un cabello humano, quedará atrapada dentro antes de ser ingerido por la persona, incluyendo el 99,9% de los parásitos y el 99,9999% de las bacterias, como las que causan el cólera, la disentería y la fiebre tifoidea.

 

Este artículo fue creado para ayudar a erradicar la lombriz de Guinea, causada por agua sucia, infectada con pulgas, infectada con larvas de gusanos. Estos insectos se reproducen dentro del cuerpo durante varios meses hasta que aparecen en la superficie de la piel donde intentan salir.

 

Es tan terrible, que suele terminar en infecciones y, en ocasiones, extremidades amputadas. El dolor que causan es insoportable y no hay vacunas ni medicamentos que puedan tratarlo.

 

En las últimas dos décadas, la compañía Frandsen ha suministrado 37 millones de los tubos, lo que ha ayudado a reducir la cantidad de casos de gusanos de Guinea de 3,5 millones en 1986 a solo 25 el año pasado.