REGIONAL

Ministra pide que no se venda chicotes para castigar

Publicado el 10/07/2018 09:30 pm


La ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Liliana La Rosa, arribó ayer al Altiplano para entregar 46 cocinas mejoradas portátiles para centros educativos de la región de Puno. Además, supervisó el servicio alimenticio del programa social Qali Warma.

 

La Rosa hizo la donación simbólica de una cocina en el centro educativo del distrito de Atuncolla. Durante su visita, mostró su preocupación por el alto índice de anemia que existe en Puno. Dijo que 75 de cada 100 niños tienen este mal. Instó a las autoridades locales y regionales a trabajar en forma conjunta para reducir estas estadísticas.

 

Además, invocó a que la población no tolere hechos de violencia en contra de las mujeres y los niños. “Los maltratos dejan huellas, no toleremos la violencia. Les pido a las autoridades eliminen esos chicotes que se venden en las calles, que sirven para pegar a los niños”, sostuvo.

 

La ministra también pidió que denuncien cualquier acto irregular que detecten dentro de las instituciones públicas. “El dinero del Estado debe ser manejado de forma transparente, hay que luchar todos en forma conjunta contra la corrupción”, dijo.

Contáctanos

Teléfonos de cabina:

Puno (051) 35 2200 y 36 6222

Juliaca (051) 30 8032

direccion@pachamamaradio.org

Dirección:

Jirón Acora 222, Puno, Puno