Puno, 20 Agosto, 2017

 

Un misterioso cadáver de 1.500 años envuelto en seda sorprende a los arqueólogos

Los investigadores creen que el cuerpo perteneció a un miembro de una familia pudiente, tal vez de la élite gobernante de los Gaoche o Tiele, una antigua tribu nómada procedente de los Hunos. 

Los Gaoche cayeron bajo el control de la dinastía Wei del Norte, que reinó entre 386-534 d.C. y dominó varias rutas de la seda.

Hasta el momento no ha sido retirada la seda de color amarillo con la que el cadáver está envuelto, por ello por ahora los científicos todavía no han podido aportar más detalles sobre la identidad de la persona. Los científicos también han encontrado un aro en su cabeza, un collar, un cinturón y varios anillos: todos hechos de oro. En sus pies el cadáver lleva zapatos de cuero.

Además, una copa de plata que se ha encontrado junto al cuerpo tiene representadas cuatro deidades de la mitología griega: Zeus, Hera, Atenea y Afrodita. El objeto de culto probablemente fue importado desde Asia Central u Oriente Medio, señalan los autores del hallazgo.

Redes Pachamama (Fuente: RT)