Puno, 27 Julio, 2017

 

Robots blandos que emulan la musculatura humana

 

Normalmente se espera que los robots sean rígidos, rápidos y eficientes. Pero estas tres características pueden ser mutuamente excluyentes para algunas actividades.

Unos investigadores, del Laboratorio de Robótica Reconfigurable de la Escuela Politécnica Federal de Lausana en Suiza, apuestan por un diseño muy distinto a ese tan típico y han desarrollado robots blandos con prestaciones muy interesantes.

Este tipo de robots, energizados por accionadores parecidos a músculos, están diseñados para ser empleados sobre el cuerpo humano, para ayudar a las personas a moverse. Están hechos de elastómeros, incluyendo goma y silicio, así que son inherentemente seguros. Están controlados mediante el cambio de la presión del aire en “globos blandos” especialmente diseñados, que también sirven como cuerpo del robot.

El equipo de Jamie Paik y Gunjan Agarwal ha presentado oficialmente un modelo predictivo que puede ser usado para controlar cuidadosamente el comportamiento mecánico de los diversos módulos de los robots.

Entre las aplicaciones potenciales de tales robots se halla la rehabilitación de pacientes, la asistencia domiciliaria, los sistemas biomiméticos y la manipulación de objetos muy frágiles.

El tipo de robot diseñado por el equipo de Paik y Agarwal se centra sobre todo en la seguridad. Es difícil que una persona pueda hacerse daño si utiliza un exoesqueleto hecho de materiales blandos, por ejemplo, tal como señala Paik.

Ella y sus colaboradores llevaron a cabo numerosas simulaciones y desarrollaron un modelo para predecir cómo se deforman los accionadores en función de su forma, grosor y los materiales de los que están hechos.

Hay diversas maneras de conseguir buenos resultados al respecto. Una de las más económicas consiste en cubrir un accionador con una carcasa de papel grueso hecha mediante papiroflexia. En las pruebas se comprobó además que es factible usar materiales diferentes.

Redes Pachamama