Puno, 28 Febrero, 2017

 

Hallween, en puno se celebra en medio de un sincretismo religioso entre las culturas originarias de Europa y de América

En Europa, lejos de ser mujeres con verrugas, y que surcaban el cielo montadas en una escoba, las “brujas buenas" eran jóvenes muy hermosas que utilizaban sus conocimientos para curar enfermos con hierbas; ayudaban a las parturientas a dar a luz y hacían surgir parejas gracias a sus "filtros de amor".

El 5 de diciembre del año de 1484, el Papa Inocencio VIII decretó la persecución de brujas, para que sean quemadas en la hoguera, empezando así La Inquisición.
En el Perú, cuando llegaron los españoles muchas mujeres sabias vivían en las cordilleras para escapar del apetito sexual de los españoles, y continuaron forjando el fervor a la Pachamama y a los Apus, y acudían en secreto a curar a los enfermos; pero cuando eran descubiertas fueron acusadas de “brujas” y quemadas.

En la actualidad nuestras curanderas andinas son calificadas por las diferentes congregaciones cristianas, como servidores del demonio, cuando en realidad viven en armonía con la Madre Tierra, y con plantas medicinales curan los males de su pueblo.

En la noche de Hallween de mañana 31 de octubre, Pachamama Radio y cientos de niños rescataran el aporte de nuestras curanderas (brujitas) que llaman la ánima de los niños asustados o miran la coca para comenzar un buen negocio. Escuchemos el spot promocional de esta actividad, que seguro estamos generará debate.

Redes Pachamama | Redactor: GC