Puno, 23 Agosto, 2017

 

La verdadera historia de Cenicienta es trágica y alejada de los cuentos de hadas

La Cenicienta que todos conocemos es obra del mencionado escritor, que narra las historias de una joven muchacha que logra asistir a un baile real gracias a la ayuda de una amable hada madrina. De no haber sido por él, la historia que habría quedado para ser leída por todos (o para haber muerto en el olvido), es una versión escocesa, en que la chica recibe el nombre de Rashin Coatie.

En este cuento las tres hermanastras de la chica le obligan a vestir harapos. No tiene un hada madrina, sino un carnero mágico que, descubierto por la madrastra, es atado y asado.

Rashin Coatie, afligida por la pérdida de su carnero y deseosa de acudir a un baile real pide un deseo ante los huesos del carnero, solicitando un bonito vestido nuevo con el que acudir. El deseo le es concedido y, vestida con un lujosísimo atuendo, acude al baile donde cautiva al príncipe. Al volver a casa corriendo pierde una preciosa zapatilla de raso.

Como el príncipe queda prendado de su belleza decide ir en su búsqueda con la zapatilla como única prueba y se corre la voz de que el príncipe se casará con la dama que demuestre ser propietaria de la misma. La madrastra decide entoncescortar los dedos de los pies de su hija mayor. Sin embargo, se da cuenta de que todavía no es suficiente, que la zapatilla aún no le cabrá, y le corta también el talón.

El príncipe (que debía de ser medio invidente, imagino), acepta a la hermanastra fea, puesto que la zapatilla le va bien, pero más tarde un pájaro le confiesa que el pie oculto en la zapatilla está incompleto y que la bella muchacha que está buscando responde al nombre de Rashin Coatie. El príncipe se casa con ella y viven felices.