El club inglés nunca ganó el certamen y no avanza de los cuartos de final desde la temporada 2015/2016. La próxima semana se enfrentará ante el cuadro español

El Manchester City ha invertido millones de dólares en jugadores y entrenadores pero todavía no consigue la tan ansiada Champions League, lo más lejos que han llegado los citizens en la competición, ha sido la semifinales en la temporada 2015/2016 contra el Real Madrid, encuentro el que perdieron con un global de 1-0 con el mando del chileno Manuel Pellegrini. Si bien los ingleses tuvieron un cambio fundamental en su historia desde el 2008, tras la llegada del pulmón económico de su dueño Mansour bin Zayed Al Nahyan, no han conseguido la competición más importante de Europa.

En una entrevista a Sky Sports el entrenador del conjunto blue de Manchester criticó la exigencia a los entrenadores de su nivel, comentó: “Estamos dando un mensaje equivocado a las nuevas generaciones, que solo cuentan los trofeos. La gente cree que si eres Guardiola o Klopp lo tienes que ganar todo cada año y eso es imposible. A veces hay adversarios y otras, simplemente, no se puede ganar. Si no ganas la Champions League es un desastre y si la ganas, un éxito. Si fuera así, los más de cien años del Manchester city serían un desastre y eso no es cierto”. También habló sobre su próximo encuentro contra el Real Madrid: "Si no les ganamos, puede venir el dueño y decir ‘No eres lo suficientemente bueno, voy a despedirte’”. Luego le preguntaron si el presidente del club realmente haría eso y aclaró: “No lo sé. Es algo que pasa a menudo, podría pasar. O quizás él venga y diga, ‘lo hemos hecho bien, ¿en qué podemos mejorar?’ esto es lo que han hecho desde que yo he llegado, tratar de mejorar”.

El español fue muy crítico consigo mismo hablando de quien es el mejor entrenador del mundo: “¿Qué quiere decir ser el mejor? Nunca me he sentido el mejor, ni siquiera cuando gané los seis títulos seguidos y el triplete con el Barça. Gané porque tenía jugadores extraordinarios, pero hay entrenadores fantásticos que no tiene estos jugadores y no entrenan en grandes clubes. Soy un buen entrenador, pero no el mejor. Dame un equipo que no sea el Manchester City y no ganaré”.

También habló de Lionel Messi, del cual dio sus razones por las que quiere que se retire en el Barcelona: “Porque soy un aficionado del Barcelona. Me encanta el Barcelona. Él se va a quedar ahí y tiene que hacerlo para acabar su carrera en ese increíble equipo. Ese es mi deseo”.

El equipo que dirige el catalán es el actual perseguidor del Liverpool de Jurgen Klopp en la Premier League, pero está a 22 puntos de distancia, por lo que el objetivo ha pasado a ser el certamen continental. Los encuentros contra el Real Madrid, válidos por los octavos de final de la Champions League, se disputarán el 26 de febrero, la ida, y la vuelta el 17 de marzo.


Fuente: Infobae