Durante los primeros tres meses del año, el desempleo alcanzó una tasa de 8,2%, la más alta en los últimos años y que reflejaba la realidad de 429 mil limeños sin trabajo. Desde aquel pico, empezó a decrecer.

Como muestra la gráfica con información del INEI, en el último trimestre, que abarca julio-agosto-setiembre, la tasa fue de 5,8%. El número de desempleados en Lima ahora es de 300 mil 600 personas. Frente al mismo trimestre del 2018, hablamos de una reducción de 23 mil limeños.

Claramente, el desempleo se mantuvo en descenso a lo largo del 2019. Sin embargo, el análisis no está completo. Hay un grupo de limeños que se ha mantenido en aumento en las estadísticas y que están en una situación igual o quizá más grave. Así lo advierte el economista de Pacífico Business School Germán Alarco. “La medición del desempleo es para aquellas personas que tienen un periodo de búsqueda de 4 semanas y la mayor parte de quienes no lo consiguieron han pasado a la Población Económicamente Inactiva (NO PEA)”, dijo.

La NO PEA, como lo registra el INEI, agrupa a la gente que ya se cansó de buscar empleo y ciertamente en el último trimestre aumentó en 117 mil 200 y totalizó 2 millones 597 mil 200 limeños. La variación, tal como muestra la gráfica, es de 4,7% frente al mismo periodo del mes previo.

"Es interesante observar la estadística completa. No se observa que la PEA aumente, sino que disminuye", agrega Alarco.

La Población Económicamente Activa (PEA), efectivamente, se ha mantenido en descenso en el tiempo y en el último trimestre tuvo una caída de 0,2%. ¿Por qué es importante este análisis? En palabras de Alarco, si sumamos a esta nueva población inactiva con los desempleados, tenemos que la tasa de desempleo es el doble.

“La situación laboral no se ve bien. La metodología está sacando de la cartera de desempleados a quienes ya se cansaron de buscar trabajo y lo colocan en PEA inactiva. Por eso es que la estadística de desempleo hay casi que duplicarla”, afirmó.

En la misma línea se expresó el economista y CEO de la consultora Maximixe, Jorge Chávez.

"Hay cada vez más personas que dejan de buscar empleo debido a que se cansan de buscarlo. Hay menos oportunidades y el costo de seguir buscando es mayor. Y hay una racionalidad económica detrás de dejar de buscar empleo. Es más grave. Hay que mirar siempre las cifras, no de manera estadística sino saber interpretarlas", advirtió.

Es por eso que Chávez espera que en los próximos meses se tomen decisiones para revertir esta realidad, que afecta no solo a la población limeña. Ya lo mencionaba el economista Óscar Dancourt en un reciente informe. “La dupla BCRP y MEF plantea una visión contrapuesta del mercado de trabajo, donde la creación de puestos de trabajo formal, en todo el país, avanza desde 2016. La fuente de estos datos es la Sunat. Ciertamente, los hogares limeños de bajos ingresos no creen en este universo paralelo y opinan que conseguir trabajo ahora es difícil, como se desprende del componente referido al mercado de trabajo del Índice de Confianza del Consumidor de Lima Metropolitana elaborado por Apoyo Consultoría”, aseveró.

Ingreso creció en S/ 41
- En el trimestre julio-agosto-setiembre, el ingreso promedio en Lima Metropolitana aumentó en S/ 41,4 frente al mismo periodo del 2018. Hablamos de un ingreso promedio de S/ 1.743.

- A nivel desagregado, observamos que el ingreso para los hombres tuvo un aumento de S/ 75,8; mientras que para las mujeres fue de apenas S/ 6,9.

- Los trabajadores de entre 14 y 24 años tuvieron un aumento de S/ 7 y aquellos de 45 años a más vieron disminuido su ingreso en S/ 118,9.

Las cifras
117 mil 200 personas pasaron a ser Población Económicamente Inactiva en el último trimestre.

5,8 % es la tasa de desempleo que registra el INEI para el mismo periodo.


Fuente: La República