A inicios de este mes, Julio Velarde, presidente del BCR, indicó que el PBI del noveno mes del año se incrementaría entre 2.5% y 3%, explicado por la desaceleración de la minería y la inversión pública; aunque el resultado fue aún menor al esperado.

Justamente, el sector minería e hidrocarburos se contrajo 3.37% en setiembre. Mientras la minería metálica cayó 4.90% ese mes –por la caída en la producción de metales como cobre, molibdeno y oro–, el sector hidrocarburos creció 5.35%.

Así, se reportó la menor producción de hierro (-16.9%), molibdeno (-16.8%), oro (-8.8%), plata (-5.8%), cobre (-3.0%) y zinc (-0.8%) explicado por la menor ley en el mineral tratado y agotamiento de las reservas en las minas auríferas que se encuentran en la etapa de cierre progresivo de sus operaciones; sin embargo, creció la extracción de plomo (13.0%) y estaño (5.8%).

El subsector hidrocarburos se incrementó en 5.35% influenciado por la mayor extracción de petróleo crudo (13.7%) y gas natural (8.8%); no obstante, se redujo la producción de líquidos de gas natural (-2.1%)

 

Salvo ese sector, todos los demás se ubicaron en terreno positivo, pero no necesariamente registraron mejores resultados que el mes previo. Por ejemplo, la actividad agropecuaria se incrementó en 0.87% en setiembre, después de crecer 2.15% en agosto pasado.

Ello se explicó porque el sector agrícola se contrajo en 1.31% por la caída en la producción de productos como la cebolla (-31.62%), aceituna (-98.52%), espárrago (-12.67%), entre otros.

 

En cambio, la pesca se incrementó 14.28% en el noveno mes del año, superando lo registrado en agosto (2.30%).

El crecimiento se debe a la mayor captura de especies de origen marítimo en 12.84%, principalmente destinada al consumo humano directo (12.82%) y en menor medida por la pesca para consumo humano indirecto (harina y aceite) del recurso anchoveta que se ubicó en 70 toneladas proveniente del descarte de consumo humano directo, frente a la nula captura de esta especie en setiembre de 2018.

En la pesca para consumo humano directo destacó el desembarque de especies para la preparación de congelado (19,9%), curado (6,4%) y consumo en estado fresco (6,0%); no obstante, disminuyó la pesca para enlatado (-5,0%). De igual modo, la pesca de origen continental creció en 22,2% como resultado de la mayor producción de trucha al mantener su tendencia creciente en los departamentos de Pasco, Junín y Huancavelica, destinados al mercado interno y externo hacia países como Rusia, Estados Unidos de Norteamérica y Japón.

 

Sectores no primarios

Entre los sectores más vinculados a la demanda interna, construcción se incrementó en 3.84%, por debajo de lo alcanzado en agosto (4.53%). Esto se explicó porque el avance físico de obras solo se expandió en 0.63% en setiembre, aun cuando el consumo interno de cemento creció 4.95%. Hay que recordar que ese mes la inversión pública creció 8%, por debajo de lo registrado en el octavo mes del año (19.7%).

El incremento del consumo interno de cemento se explica por la continuidad de la construcción en unidades mineras; mayor nivel de inversión inmobiliaria; edificación y ampliación de centros comerciales, así como la reparación e instalación de redes subterráneas, postes, torres eléctricas, subestaciones y líneas de trasmisión eléctrica.

El aumento del avance físico de obras públicas (0.63%) se debió a la mayor inversión en construcción en el ámbito del Gobierno Local (8.1%); en tanto que, en el ámbito del Gobierno Regional y Gobierno Nacional disminuyó en 2.6% y 13.3%, respectivamente.

 

En el caso del sector manufactura, se incrementó 1.38%. Esto responde a que la industria primaria –vinculada principalmente al procesamiento de harina y aceite de pescado– se expandió solo 1.46%, mientras que la no primaria creció 1.36%.

El crecimiento del subsector primario estuvo determinado por la mayor elaboración y conservación de pescado, crustáceos y moluscos (123.8%), ante la mayor elaboración de productos congelados, conservas y curados.

El crecimiento de la producción del subsector fabril no primario se explicó por la mayor producción de bienes intermedios (4.64%); mientras que disminuyeron los bienes de consumo (-0.17%) y de bienes de capital (-8.91%).

 

De hecho, sobre la industria no primaria, la fabricación de bienes de consumo –que tiene el mayor peso– se contrajo 0.17% en setiembre. Además, los bienes intermedios crecieron 4.64% y los bienes de capital retrocedieron 8.91%.

Acumulado. En lo que va del año, a setiembre, la economía ha crecido 2.17%, debajo de la proyección del MEF para este año, de 3%, y más cercano a proyecciones privadas.

 

Otros sectores

Producción del sector electricidad, gas y agua aumentó en 2.82% y sumó 21 meses de crecimiento ininterrumpido

El INEI informó que la producción del sector electricidad, gas y agua se incrementó en 2.82% sustentado por mayor generación de electricidad (3.01%), distribución de gas (3.46%) y agua (1.35%). En el resultado del subsector electricidad incidió la mayor generación de origen hidroeléctrico (9.43%) y energía renovable (0.73%); sin embargo, se redujo la generación de origen termoeléctrico (-1.41%).

La distribución de gas estuvo asociada a la mayor demanda de empresas (4.4%), generadoras eléctricas (3.1%) y por la mayor distribución de Gas Natural Vehicular (1.4%). Adicionalmente, la mayor producción de agua potable se sustentó por la mayor actividad de las empresas Sedalib (7.7%), Sedapal (1.4%) y EPS Grau (0.9%), entre las principales.

Fuente: Gestión