Estados Unidos alcanzó el jueves la mayor cantidad de infectados por coronavirus e informó de un aumento récord del número de desempleados en el país, mientras los líderes mundiales prometieron cinco billones de dólares para evitar el colapso económico mundial.

Más de 500.000 personas han contraído el nuevo coronavirus en todo el mundo, abrumando los sistemas de salud, incluso en los países más ricos, y desencadenando una avalancha de órdenes de confinamiento que han interrumpido la vida de millones de habitantes.

En Estados Unidos, más de 82.000 personas dieron positivo por la COVID-19, superando a Italia, que ha reportado la mayor cantidad de muertes, y a China, donde el virus se detectó por primera vez en diciembre en la ciudad de Wuhan.

Ante el temor de una recesión mundial, los líderes del G20 sostuvieron una reunión virtual donde prometieron un "frente unido" para combatir la pandemia, junto con una enorme inyección financiera.

"El virus no respeta fronteras", dijeron en un comunicado. "Estamos inyectando más de cinco billones en la economía global, como parte de una política fiscal específica, medidas económicas y sistemas de garantía para contrarrestar los impactos sociales, económicos y financieros de la pandemia".

También prometieron un "fuerte" apoyo para los países en desarrollo, donde el coronavirus podría golpear después de causar estragos primero en China y luego Europa.

Fuente: AFP