Corea del Norte ha cerrado al turismo sus fronteras con China y Rusia debido a la propagación de la llamada "neumonía de Wuhan", informó uno de los principales operadores de viajes que trabajan con el hermético país asiático, que de momento no ha hecho ningún anuncio oficial.

El país cerró desde hoy miércoles y hasta nuevo aviso fronteras terrestres y ha cancelado también los vuelos con turistas previstos desde el extranjero, explicó un portavoz de Koryo Tours, turoperador con sede en Pekín que ha recibido la información de la empresa de turismo norcoreana (ligada al régimen) con la que opera.

La aerolínea nacional norcoreana Air Koryo tiene solo correspondencias entre Pyongyang y las ciudades chinas de Pekín y Shenyang y la localidad de Vladivostok, en el Lejano Oriente ruso, mientras que Air China opera una ruta entre las capitales de ambos vecinos.

En la frontera con China y Rusia se han establecido, además, puestos de cuarentena, según añadió el portavoz de Koryo Tours, que indicó que se desconoce la fecha en la que los turistas podrán volver a visitar Corea del Norte.

Otra de las principales agencias de viajes para Corea del Norte, Young Pioneer Tours, ya había apuntado en la víspera la posibilidad de que se prohibieran los viajes turísticos.

El régimen no ha realizado ningún anuncio oficial, aunque sus medios de propaganda informaron hoy por primera vez de la propagación del nuevo coronavirus originalmente detectado en un mercado de la ciudad china de Wuhan.

El Rodong Sinmun y la emisora de televisión KCTV hablaron de la propagación del virus en China y dijeron que Corea del Norte está cooperando con la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque no mencionaron ningún contagio en territorio norcoreano.

El nuevo tipo de coronavirus (2019-nCoV) ha infectado de momento al menos a 440 personas y dejado nueve fallecidos (todos chinos) y se ha extendido a varias zonas de China, que está inmersa en plena migración masiva por las festividades del Año Nuevo lunar.

Tailandia, Japón, Corea del Sur, Taiwán y EE.UU. han reportado también sus primeros casos.


Fuente: EFE