La #Famotidina se podría convertir en un remedio accesible y económico para combatir los efectos del #Coronavirus en pacientes positivos que no necesiten ingreso hospitalario

La famotidina se podría convertir en un remedio accesible y económico para combatir los efectos del coronavirus en pacientes positivos que no necesiten ingreso hospitalario, según señala una investigación que ha publicado la revista especializada Gut.

El estudio, realizado por el Laboratorio Northwell y Cold Spring Harbor en Nueva York y otras universidades, determinó que 10 pacientes (6 hombres y 4 mujeres) de entre 23 y 71 años que habían desarrollado la infección sintieron mejoría entre las 24 y las 48 horas después de haber ingerido dosis de este medicamento destinado a paliar las indigestiones al ser un antagonista del receptor de histamina-2.

"Nuestra serie de casos sugiere, pero no establece, un beneficio del tratamiento con famotidina en pacientes ambulatorios con covid-19", advierten los investigadores, ya que no está claro si este fármaco podría incapacitar al virus de alguna manera o alterar la respuesta inmune de una persona.

Pese a que el hallazgo podría hacer imaginar a la población que la famotidina es una panacea para luchar contra el coronavirus, los médicos comparten que "se requieren estudios de eficacia bien diseñados e informativos para evaluar los medicamentos candidatos para tratar tanto el covid-19 como para otras enfermedades".

De hecho, los autores de la investigación sugieren que habría que realizar un análisis ambulatorio de famotidina oral para averiguar la valía del fármaco para el el control de los síntomas y su influencia en la carga viral. Además, afirman, es posible que el medicamento no haya hecho ningún efecto en los 10 pacientes y se haya producido un "efecto placebo" en medio del proceso de curación natural, por lo que aconsejan no tomarlo sin consultar a un médico.

El interés en la famotidina comenzó cuando un especialista en enfermedades infecciosas de Harvard, el doctor Michael Callahan, trabajaba en China y notó que algunos pacientes de covid-19 mostraban una mayor mejoría que otros, resultando que esos enfermos tenían acidez estomacal, no disponían de grandes ingresos y estarían tomando ese fármaco precisamente, que es menos caro que otros remedios para el reflujo.


Fuente: RT