Mike Pompeo afirmó que hay “progresos” en las negociaciones para reanudar los viajes entre EEUU y la Unión Europea

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, reportó este miércoles que se han producido “progresos” en las conversaciones con la Unión Europea para abrir las fronteras del país norteamericano y el bloque a personas procedentes del otro lado, aliviando así las restricciones adoptadas por la pandemia de coronavirus.

Contagiado de covid-19 escapa irresponsablemente en Taraco

Contagiado de covid-19 escapa irresponsablemente en Taraco

Un varón de 30 años de edad dio positivo a la prueba rápida de coronavirus en la feria ganadera que se realiza todos los jueves en el distrito de Taraco, en la provinci...

“Hemos hecho algunos progresos, ha habido avances reales, progresos técnicos”, indicó el jefe de la diplomacia estadounidense en una rueda de prensa ofrecida en el Departamento de Estado.

Pompeo aseguró que las dos partes quieren reabrir cuanto antes sus fronteras, si bien ha subrayado que la decisión debe llegar en “el momento adecuado” para proteger la salud de europeos y estadounidenses. En ese sentido, no dio un calendario posible para la reanudación de viajes.

Aeropuerto de Bruselas | Foto: Reuters

La UE rechazó incluir a Estados Unidos, que todos los días bate récords de nuevos casos de covid-19, en un reciente listado de 15 naciones cuyos ciudadanos pueden visitar el bloque. Sí admitió a Marruecos, China y Uruguay, entre otros.

“Ambas partes entienden que nuestras economías dependen de ello. La relación transatlántica, profunda e importante, pesa”, afirmó Pompeo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, impuso en marzo una prohibición de viaje a la mayoría de los europeos, que al principio provocó indignación, pero luego el continente tomó medidas similares en reciprocidad.

La prohibición de entrada de los estadounidenses por parte de Bruselas refleja el patrón cambiante de la pandemia. En marzo pasado, mientras Europa era el epicentro de la crisis, Trump había enfurecido a los líderes europeos al prohibirle a la mayoría de los europeos el ingreso a los Estados Unidos. Entonces, Trump justificó la decisión diciendo que era necesaria para proteger a los Estados Unidos, que en ese momento tenía aproximadamente 1.100 casos de coronavirus y apenas 38 muertes.

Entre fines de mayo y principios de junio, Trump dijo que Europa estaba “progresando” e insinuó que algunas restricciones se levantarían pronto, pero no se ha avanzado en medidas en ese sentido desde entonces. Hoy, Europa a lograr en gran medida el brote, y ha tomado una medida recíproca para evitar potenciales casos donde ciudadanos estadounidenses puedan convertirse en focos de contagio en el continente.


Fuente: Europa Press y AFP

Recomendados