La Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Puno, a cargo del fiscal Juan Monzón Mamani, solicitó siete años de prisión para el gobernador regional de Puno, Walter Aduviri Calisaya, además del pago de cinco millones de soles de reparación civil a favor del Estado. La lectura de sentencia está programada para hoy a las 10:00 horas.

Como se sabe, el último lunes se desarrolló la audiencia de los alegatos finales, la defensa técnica y el representante del Ministerio Público expusieron sus últimos argumentos legales para la deliberación del colegiado, que preside la jueza Jackeline Luza Cáceres.

Durante la audiencia, la defensa técnica planteó la inocencia del gobernador, Walter Aduviri, arguyendo que su defendido nunca planificó las violentas protestas denominada “aymarazo”, que llegó a su punto crítico el 26 de mayo del 2011 con la quema de los depósitos de Aduanas, de las oficinas de la Contraloría, la Gobernación, la Sunat y otras dependencias.

En ese sentido, hoy (miércoles) el colegiado de magistradas decidirá la absolución o condena para la autoridad regional, que en estos días está prófugo de la justicia debido a que existe mandato de prisión preventiva vigente por 15 días en su contra.

Temporalmente, el despacho de la Gobernación Regional de Puno, está a cargo del vicegobernador regional, Agustín Luque, a la espera de lo que pueda suceder hoy sobre el futuro del ex dirigente aimara acusado por el presunto delito contra la tranquilidad pública, en su modalidad de delito contra la paz pública, en su forma de disturbios.

Fue el titular de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Puno, a cargo del fiscal Juan Monzón Mamani, quien sustentó el pedido de prisión efectiva de siete años para la autoridad regional, quien nuevamente huyó de los brazos de la justicia.


Redacción: ECQ