Entre el 25 y 31 de julio de este año, el volcán Ubinas, ubicado en Moquegua, registró 2,295 sismos con magnitudes menores a M2.2, cuyo mayor porcentaje está relacionado al ascenso y movimiento de fluidos volcánicos, informó el Instituto Geofísico del Perú (IGP).

“Estos sismos son difícilmente perceptibles por la población que habita en los alrededores del volcán. Hemos observado, en los últimos 3 días, sismos que indican el incremento de presión al interior del volcán como resultado del ascenso de magma y otros fluidos”, precisa José del Carpio, investigador científico de dicha institución.

Por ello, debido al registro continuo de anomalías en diversos parámetros geofísicos del volcán Ubinas, entre ellas la actividad sísmica que estaría relacionada al ascenso de magma y el incremento de emisiones de gases magmáticos, existe la posibilidad latente de ocurrencia de nuevas explosiones volcánicas.

Así lo remarca el IGP, a través del último reporte oficial sobre la actividad eruptiva del volcán Ubinas publicado ayer por el Centro Vulcanológico Nacional (CENVUL).

Presencia de gases magmáticos

Otro de los puntos señalados en el reporte es el incremento de las emisiones de gases de coloración azulina correspondientes a gases magmáticos. “El IGP cuenta con dos cámaras científicas que capturan imágenes del volcán cada 30 segundos. Hemos notado un incremento evidente en el volumen y frecuencia de emisión de estos gases, los cuales están vinculados directamente al ascenso de magma”, refiere del Carpio.

En esa línea, y sustentando dicha conclusión, el reporte indica, además, que un cuerpo de lava yace en la base del cráter del Ubinas, lo cual ha sido correlacionado también con el registro de 6 anomalías térmicas por el sistema Mirova durante la última semana.

Ello se desprende del análisis de imágenes satelitales, las cuales han sido proporcionadas por la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial (Conida), el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), además de otros sistemas satelitales.

Recomendaciones y perspectivas

El IGP, en su calidad de institución responsable del monitoreo volcánico en el país, recomienda a las autoridades y a la población no acercarse a menos de 15 kilómetros del cráter del volcán debido a que se prevé el desarrollo de explosiones con expulsión de cenizas y proyectiles balísticos, tal como ocurrió en los episodios eruptivos de los días 19 y 22 de julio.

También se ha precisado en este reporte, con la información proporcionada por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhji), en caso el Ubinas expulsara cenizas esta se dispersaría, preferentemente, hacia los sectores este y noreste del volcán (distritos de Lloque, Chojata y Yunga).

Los vientos superarían los 50 kilómetros por hora, lo que condicionarían la dispersión de las partículas a más de 40 kilómetros de distancia.


Fuente: Andina