Los colegios públicos o privados que no acaten la postergación de las clases dispuesta por el Gobierno para prevenir el riesgo de contagio de coronavirus serán sancionados e inclusive clausurados, señaló hoy el ministro de Educación, Martín Benavides.

“El Decreto Supremo señala que esta medida es de obligatorio cumplimiento y cualquier desacato debe ser sancionado. La noticia es que la mayor parte de los colegios han aceptado la decisión de salud pública y vamos a proceder a una acción inmediata contra aquellos colegios que no lo han aceptado”, manifestó Benavides en RPP.

En referencia al colegio parroquial Santa Rosa, ubicado en el distrito de Lince, que ayer emitió un comunicado informando que no suspenderán las clases, Benavides dijo que iniciarán el proceso sancionador que corresponda y que incluso podría ser clausurado.


Fuente: Andina