Antes de la finalización de marzo, la consultora Mott MacDonald debe entregar el informe definitivo sobre la viabilidad técnica y financiamiento para retomar el proyecto del Sistema Integrado de Transporte de Gas (SIT Gas). Este proyecto abastecerá con gas natural a las regiones del sur (Arequipa, Moquegua, Cusco y Puno).

Hay un retraso de casi ocho meses en el trabajo de la consultora internacional. Una vez validado el documento, el Ejecutivo nacional deberá convocar a la licitación. Sin embargo, hay preocupación en las autoridades regionales del Cusco por la demora y el desinterés evidenciado en las autoridades nacionales.

El miércoles pasado hubo una reunión entre representantes del Ministerio de Energía y Minas, los alcaldes de La Convención y el gobernador regional Jean Paul Benavente.

Benavente y los alcaldes convencianos pidieron que el gobierno del presidente Martín Vizcarra cumpla su compromiso de entregar la obra en funcionamiento en el primer semestre del 2022. El alcalde provincial de La Convención, Hernán de la Torre, también insistió en que los plazos prometidos por Vizcarra deben cumplirse.

Ambas autoridades refieren que los cusqueños no van a permitir que el proyecto del gasoducto sea pospuesto nuevamente. “No vamos a permitir que se patee el gasoducto, porque es el proyecto más importante para la macrorregión sur del Perú”, señaló Benavente.

El gobernador también cuestionó la propuesta de Contugas de construir un gasoducto por la costa sur por la ruta de Marcona hacia Mollendo e Ilo, lo que, sin embargo, excluye a Puno y Cusco. “No se podría hacer un ducto hacia la costa, porque los tres primeros informes de Mott MacDonald ratifican el trazo por el sur”.


Fuente: La República