El presidente de la República, Martín Vizcarra, anunció que el Gobierno aprobó un Decreto Supremo que amplía el estado de emergencia en el país hasta el 30 de junio, sin embargo indicó que las restricciones serán diferentes. Los cambios entrarán en vigencia desde el lunes.

“No es solo una prórroga, porque si bien la contiene (el decreto supremo) tiene toda una estrategia con respecto al combate al virus”, dijo en su conferencia de prensa de este viernes.

Entre dichos cambios, precisó que el toque de queda irá desde las 9 p.m. -y ya no desde las 8 p.m.- hasta las 4 a.m. en Lima y la mayoría de departamentos del país, con excepción de los departamentos de Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Loreto, Ucayali e Ica; además de tres provincias de la costa de Áncash, donde se mantendrá el toque de queda desde las 6 p.m. hasta las 4 a.m.

Como se recuerda, con anterioridad se había establecido un toque de queda de más horas de duración en las regiones del norte y Loreto. Con el anuncio de este viernes, se incluye en esta medida las regiones de Ucayali a Ica, además de tres provincias de Áncash, debido al alto índice de contagios en estas zonas.

Además, señaló que dicho decreto supremo estipula el refuerzo de los equipos de salud, por lo que se duplicarán las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de 1,000 a 2,000 y se ampliará la capacidad de camas hospitalarias a 20,000 en los próximos dos meses.

“No se trata de una ampliación más. Este decreto supremo entrelaza las medidas de salud, seguridad y de contexto social”, expresó Vizcarra.

Comercio electrónico
Por otro lado, precisó que con esta ampliación del estado de emergencia se incorporará una serie de medidas de flexibilidad en la comercialización de servicios y otras actividades económicas, por coincidir con la fase 2 de la reactivación económica.

Entre dichas actividades está el comercio electrónico, para la venta de ropa, calzado y electrodomésticos; además de servicios de informática, veterinaria y fútbol profesional, entre otras.


Fuente: Gestión