Un altercado entre congresistas de Fuerza Popular y Marco Arana (Frente Amplio) resume lo que pasó en las tres primeras horas de la sesión de ayer del pleno del Congreso, cuando se tenía en agenda debatir una acusación constitucional contra el exfiscal de la Nación Pedro Chávarry Vallejos.

Sucedió cuando Becerril defendía la postura de su bancada de no acusar a Chávarry por el presunto delito de organización criminal. En ese momento, Marco Arana levantó unas esposas con ambas manos y le increpó por defender al exfiscal de la Nación, acusado de estar vinculado a la organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto.

El gesto ofuscó al fujimorismo y provocó un cruce de adjetivos y cuestionamientos entre ambos bandos, que terminó con la congresista fujimorista Karina Beteta pidiéndole a Arana: “Saque el arma para dispararnos”.

El presidente del Congreso, Daniel Salaverry, esbozó una sonrisa ante la histriónica reacción de su excolega de bancada, pero minutos después cambió de actitud para explicar al pleno que, en medio del espectáculo que protagonizaba, estaba cerca de darle una mano al exjuez supremo César Hinostroza en su defensa para evitar su extradición al Perú, tal como previamente alertó Marco Arana.

¿Cómo llegaron a ese punto? Recurriendo a interpretaciones opuestas del reglamento del Congreso: por un lado, Arana (Frente Amplio) y Oracio Pacori (Nuevo Perú) solicitaron dos cuestiones previas para que Chávarry sea acusado por organización criminal; por otro lado, Rosa Bartra (Fuerza Popular) y Javier Velásquez (Apra) intentaron bloquearlas a través de dos cuestiones de orden.

Esto ocurrió sin la presencia de Chávarry en el pleno, quien alegó que problemas de salud le impidieron acudir para ejercer su derecho a la defensa.

Chávarry dio cuenta de esa situación a través de una carta que ingresó al Congreso a las 8:45 a.m., solo 15 minutos antes de la hora pactada para la sesión del pleno.

El exfiscal de la Nación debía defenderse de la acusación de encubrimiento real por su decisión de remover a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez del equipo especial del Ministerio Público para el Caso Lava Jato.

—Posturas encontradas —
Arana y Pacori cuestionaron que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales y la Comisión Permanente no aprobaran acusar a Chávarry por organización criminal, cuya pena máxima es de 15 años de prisión; y solo aceptaran acusarlo por el delito de encubrimiento real, cuya máxima sanción es de dos años de pena privativa de la libertad.

Con las cuestiones previas, ambos buscaban que el pleno corrigiera las decisiones de la subcomisión y la Comisión Permanente.

A ellos se sumaron los voceros de la Bancada Liberal y Alianza para el Progreso, Gino Costa y César Vásquez, respectivamente.

Vásquez precisó que la cuestión previa “simplemente abre la posibilidad de incluir el delito de organización criminal, lo que permitirá que Chávarry sea investigado por el Ministerio Público”.

Pero Bartra y Velásquez señalaron que no correspondía presentar cuestiones previas antes de que el pleno iniciara el debate del informe contra Chávarry.
“Vamos a morir de pie respetando el reglamento del Congreso y la Constitución. No procede [la cuestión previa]”, dijo Velásquez.

Por ello, apristas y fujimoristas presentaron dos cuestiones de orden.

—Alerta —
Antes de someter a votación las cuestiones de orden, Salaverry recordó que en octubre pasado, el pleno aprobó –mediante una cuestión previa– incluir el delito de organización criminal en la acusación contra el exjuez César Hinostroza.

“Ahora estaríamos confirmando que eso fue irregular, antirreglamentario. Por lo tanto, probablemente el exjuez tendría expedito el camino para presentar una demanda de amparo pidiendo la nulidad de todo lo actuado”, dijo Salaverry.

La alerta provocó que todo dé marcha atrás: Arana y Pacori retiraron las cuestiones previas, Velásquez hizo lo propio con su cuestión de orden y luego le siguió Bartra.

Tras idas y vueltas, el caso de Pedro Chávarry volvió a la situación en la que se encontraba antes del pleno.

CLAVES
Cuestión de orden
Esta se emplea para llamar la atención sobre la correcta interpretación y aplicación del reglamento del Congreso.

Cuestión previa
Se plantea en cualquier momento del debate para llamar la atención sobre condiciones que deben cumplirse. Puede implicar el regreso de un asunto a comisiones.

Próxima sesión
Daniel Salaverry informó que Pedro Chávarry será citado nuevamente para que ejerza su derecho a la defensa. El pleno sesionaría la próxima semana, pese a que corresponde semana de representación.


Fuente: El Comercio