Esta mañana, el ministro del Interior, Carlos Morán, y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos, recibieron a Fiorela Nolasco, hija del exconsejero regional de Áncash, Ezequiel Nolasco, tras la excarcelación del sicario Rubén Moreno implicado en el asesinato de su padre.

Junto al comandante general de la PNP, José Luis Lavalle, los ministros dieron conocer a Fiorella Nolasco las medidas que se han activado para garantizar su seguridad en Chimbote (Áncash) y en Lima.

Vale precisar que Fiorela Nolasco responsabilizó al Instituto Nacional Penitenciario (INPE) y a la Corte Suprema de algún suceso que pueda ocurrir contra su vida y la de su familia por la liberación de Rubén Moreno, sicario de la red criminal de César Álvarez y conocido con el alias de "Goro".

"Temo por mi vida y la de mi familia. Esta injusticia me deja desprotegida, mañana más tarde me van a matar y nadie dirá algo, así como ocurrió con mi padre", sentenció la hija del fallecido Ezequiel Nolasco a la prensa.

Asimismo, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos dispuso ayer "el cese inmediato del Consejo Nacional Penitenciario (INPE), que está conformado por el presidente, vicepresidente y tercer miembro, y los funcionarios involucrados en este hecho".

Mediante un comunicado, el Minjus informó que adoptó esta medida tras la liberación de Rubén Moreno Olivo, alias "Goro".

Ruben Moreno fue sentenciado a 25 años de cárcel por el primer atentado contra el ex consejero ocurrido en junio de 2010. Sin embargo, el INPE lo liberó el pasado 13 de junio del presente año bajo mandato de arresto domiciliario. Hasta el momento, se desconoce su paradero.


Fuente: Perú 21