CONTÁCTENOS:
Cabina : 051352200
Secretaria : 051366222
Marketing : 951300575

Fue una sindicación directa. Jorge Barata delató a César Villanueva, y su testimonio sería suficiente para iniciar una investigación preliminar al ex primer ministro y actual congresista por el presunto delito de cohecho, de acuerdo con abogados penalistas consultados.

El exsuperintendente de Odebrecht en el Perú dijo que Villanueva recibió dos pagos de US$30 mil en efectivo, durante su gestión como presidente regional de San Martín, por la carretera Cuñumbuque-Zapatero-San José de Sisa.

La Corte Suprema ha establecido que, para iniciar diligencias preliminares, es necesario contar con elementos que sostengan una “sospecha simple” y la declaración de Barata calza en este concepto.

La abogada penalista Romy Chang dijo que se debe iniciar una investigación a Villanueva aunque Barata no haya dado muchos detalles sobre las fechas de los pagos y no se han especificado las razones de esas entregas.

“Se le podría atribuir corrupción de funcionarios, cohecho, y quizás también colusión si ha ayudado a Odebrecht para que se haga de la obra. Pero faltan más precisión, puede ser que el delito haya prescrito. Todo eso se tiene que investigar”, indicó.

La abogada Vanessa Valverde coincidió en que se podría dar paso a diligencias preliminares con el objetivo de corroborar el testimonio de Barata sobre Villanueva.

“Si bien es un indicio por el cual la fiscalía podría empezar a investigar, entiendo que tendrían que tener algún otro soporte. Habría que ver cuál es el poder de decisión que tuvo en la adjudicación de la obra. Él era autoridad, se realizó dentro de su jurisdicción”, sostuvo.

En tanto, el abogado Vladimir Padilla apuntó que César Villanueva puede ser investigado para que las declaraciones de Barata puedan ser probadas.

Los tres penalistas precisaron que el ex presidente del Consejo de Ministros tendría que ser investigado por el presunto delito de cohecho pasivo. De acuerdo con el Código Penal, este tipo de delitos se castigan hasta con ocho años de pena privativa de la libertad.

—En curso—
Según el testimonio de Barata, el presunto pago de US$60 mil entregado a Villanueva está relacionado con la carretera San José de Sisa, adjudicada durante su gestión en San Martín.

Actualmente, el caso está en manos del fiscal anticorrupción de Moyobamba, José Alvarado, y del fiscal anticorrupción de Tarapoto, José Villalta. Estas investigaciones, en etapa preliminar, y preparatoria, respectivamente, están relacionadas a la ejecución y adjudicación de la carretera.

Fuentes de este medio indicaron que el equipo especial Lava Jato asumiría las pesquisas, y estarían a cargo del fiscal José Domingo Pérez. En esta nueva fase, Villanueva podría estar incluido en las pesquisas tras las declaraciones de Jorge Barata.

Villanueva podría ser incluido en la investigación preliminar o ser investigado en una carpeta nueva, donde su caso sea evaluado independientemente.

—Pronunciamiento—
El ex primer ministro aseguró ayer que se someterá a las investigaciones. Además, informó que pidió licencia a la bancada de Alianza para el Progreso.

A través de un comunicado, afirmó que los hechos “merecen una investigación amplia y transparente que permitan conocer la verdad”.

“A su debido momento, compartiré mis descargos, los que desvirtuarán –sin lugar a dudas– los hechos que han sido señalados”, expresó.

El congresista de la misma bancada Eloy Narváez consideró que la revelación sobre Villanueva es “grave” y manifestó que estaba sorprendido.


Fuente: El Comercio