El expresidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) continuará bajo arresto domiciliario por el proceso penal que se le sigue por el presunto delito de lavado de activos con el agravante de pertenecer supuestamente a una organización criminal.

Así lo determinó la Primera Sala Penal de Apelaciones Nacional Anticorrupción al confirmar la resolución emitida por el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria, que el 30 de agosto declaró infundado el pedido de la fiscalía para revocar la detención domiciliaria del exgobernante.

El fiscal José Domingo Pérez, del equipo especial Lava Jato, apeló la decisión del juzgado pues consideró que se debe imponer a PPK la medida de prisión preventiva por presuntamente haber violado las reglas de conducta que le impusieron al reunirse con una serie de políticos en su casa.

Resolución que confirma que PPK continuará con arresto domiciliario.

En su resolución fechada el 10 de setiembre, la sala penal indica que las visitas políticas que recibió el investigado “no demuestran que haya realizado alguna actividad política”.

Igualmente, el tribunal sostiene que la prohibición al imputado de comunicarse con los órganos de prueba, testigos y peritos de las investigaciones que realiza la fiscalía solo está referida a la presente investigación preparatoria y no a otras.

PPK retornó el martes a su residencia de San Isidro luego de permanecer internado cinco días en una clínica local debido a problemas de salud. Su abogado César Nakazaki dijo que está en su domicilio con control médico.


Fuente: El Comercio