La prisión preventiva contra Keiko Fujimori ayudó a que se descubra muchas cosas y permitió la confesión de los empresarios que le dieron plata para su campaña electoral, comentó el abogado y periodista Mauricio Rodríguez.

En Razón Libre de Pachamama Radio, dijo que no se puede decir que esta prisión preventiva contra la ex candidata presidencial no sirvió de nada. Mucha gente se siente frustrada por su liberación, pero las investigaciones en su contra continúan por supuesto lavado de activos de la constructora brasileña Odebrecht.

La decisión del Tribunal Constitucional de anular la orden de prisión preventiva en contra de Fujimori Higuchi, no es el último fallo y se espera que los fiscales del caso Lava Jato, hayan acumulado los medios probatorios adecuados en este periodo, comentó.

“Todavía hay un sector de la población que cree que Keiko Fujimori tiene derecho a gobernar el Perú y seguir recibiendo los aportes económicos de las grandes empresas, por eso ahora se entiende su campaña electoral millonaria”, señaló.

En este momento el país se pregunta ¿Y ahora qué? Vamos a elegir a representantes políticos para el Congreso de la República y la sociedad peruana tiene el poder en sus manos y debe tomar una meditada decisión para elegir a sus representantes.

Después de conocer los presuntos aportes irregulares a la campaña de Keiko Fujimori y la actitud de los ahora ex parlamentarios fujimoristas, todavía hay un sector de la población que cree que Fuerza Popular debe tener representantes en el parlamento y eso depende de la sociedad, indicó el reconocido periodista y abogado.