El alcalde de Puno, Martín Ticona, desmintió que se pretenda privatizar la gerencia de Administración Tributaria. Señalo que, con el ingreso del SAT, lo que se pretende, es realizar las deudas de tributos e impuestos de los administrados morosos o que nunca pagaron sus multas.

Deudas que superan los 19 millones de soles, que no fueron cobradas por años y que principalmente adeudan los vecinos del centro de la ciudad que gozan de los principales servicios de serenazgo, parques y jardines y otros.

Para este fin, los regidores acordaron que este sistema sea un órgano de apoyo. A la vez, declarar en reorganización, todos los servicios de recaudación por un plazo de 60 días.

 


Redacción: RQ