Walter Martos logró la confianza del Congreso con 115 votos a favor: Así fue el debate

El primer ministro Walter Martos Ruiz se presentó ante el pleno del Congreso y salió airoso con un discurso de 48 páginas que condensaban las exigencias que los parlamentarios habían expresado en los días previos. El mensaje de investidura tuvo como eje principal el llamado a la unidad, y esto fue bien recibido principalmente en Acción Popular y Alianza para el Progreso, las mayores fuerzas que inclinaron la balanza a su favor con la votación más alta entre los primeros ministros del gobierno de Martín Vizcarra.

INPE confirma 11 internos muertos por COVID-19 en Juliaca

INPE confirma 11 internos muertos por COVID-19 en Juliaca

La Oficina Regional Altiplano Puno INPE informó que a la fecha en el Establecimiento Penitenciario de Juliaca han fallecido 11 internos en los hospitales de la ciudad, debido a complicaciones en su salud.

...

Fueron 115 votos a favor, 5 en contra y 4 abstenciones. En Acción Popular, Orlando Arapa se abstuvo pese a que su bancada votó a favor; en UPP, Posemoscrowte Chagua votó en contra pese a la decisión mayoritaria de su grupo; y en el Frente Amplio se fraccionaron: 4 en contra y 3 abstenciones.

Martos consiguió que APP, Frepap y Podemos Perú cambiaran su voto en bloque respecto a su antecesor Pedro Cateriano. Incluso logró que algunas posturas personalistas -como Martha Chávez y Carlos Mesías, en Fuerza Popular- también se alineen a su favor.

Así votaron las bancadas

La cifra alcanzada por Martos es la segunda votación más alta registrada en los últimos 20 años. Solo lo supera Fernando Zavala Lombardi, quien en el 2016 obtuvo 121 votos como primer ministro de Pedro Pablo Kuczynski.

En una sola semana, el Congreso le negó por primera vez la investidura a un titular de PCM (Pedro Cateriano) y le otorgó la segunda votación más alta de los últimos 20 años a su sucesor (Walter Martos).

Al quinto jefe del Gabinete Ministerial del gobierno de Martín Vizcarra le tomó hora y media leer su discurso. “Si no avanzamos en la misma dirección, de desprendimiento y entrega por el país, no superaremos la emergencia”, dijo Martos en las primeras líneas de su discurso.

La prioridad de su gestión, según resaltó Martos, será la pandemia. En un plan de corto plazo -tal como exigían los congresistas- anunció que hoy se estará aprobando un decreto supremo con medidas complementarias que ayuden a revertir el brote del coronavirus.

De manera transversal, el discurso de Martos fue abordando otras demandas legislativas. “De ser necesario, se intervendrán aquellas regiones en las que no exista respuesta”, advirtió e indicó que han desplegado equipos gerenciales en Arequipa, Moquegua y Huancavelica, y, en esta semana, se incorporarán Puno, Madre de Dios y Amazonas. Incluso brindó unas palabras sobre el conflicto en el Lote 95 de Loreto.

Tras ello, Martos insistió con invitar a los congresistas a trabajar en conjunto, e incluso narró una visita realizada en Cajamarca junto a la legisladora Felicita Tocto (Somos Perú). “Ir con ustedes (congresistas) a conocer a su gente, a percibir en el sitio sus preocupaciones, sus deseos y unirnos para tratar de solucionarlos. He conversado con los ministros responsables de la coordinación en cada región para que se reúnan con sus representantes parlamentarios”, informó.

Diferencia de votos en el caso de Cateriano y Martos

Balanza inclinada
Los voceros parlamentarios fueron los primeros en intervenir tras el discurso del jefe de la PCM. Desde Acción Popular y Alianza para el Progreso, las principales fuerzas parlamentarias, saludaron el cambio de discurso asegurando sus votos a favor de la investidura.

“Noto un cambio de actitud. Buena actitud y buena receptividad de inmediato, eso es lo que tiene que suceder. Tiene que haber interacción si queremos hacer un esfuerzo compartido”, indicó Otto Guibovich, portavoz de Acción Popular.

Mientras que Fernando Meléndez, vocero de APP, acotó: “Valoro, desde APP, la humildad del premier. Ahí está la grandeza del ser humano. No se podía esperar menos de un general de pueblo, de un hombre que sabe y conoce el territorio del país”.

Somos Perú, el Partido Morado, Podemos Perú y Fuerza Popular también saludaron el mensaje de Martos y el “cambio de actitud” frente a Pedro Cateriano, quien se convirtió en el primer ministro al que el Parlamento le negó una investidura.

Otras bancadas como Frepap saludaron el mensaje, pero dieron un discurso crítico. UPP y el Frente Amplio se centraron en señalar las falencias y vacíos. En UPP, las facciones tuvieron posturas distintas: Jim Ali Mamani (Ayacucho) adelantó su voto a favor, pero Posemoscrowte Chagua (Huancavelica) habló de una posible vacancia presidencial.

Orlando Arapa (Puno), de la corriente radical de Acción Popular, refirió que “aún la felicidad debe estar en la Confiep y en los grupos de poder”. “Tienen una ministra de Economía que les defiende fielmente, pero seguramente con la interpelación ya debe irse a su casa”, acotó.

Ministra en la mira
En la investidura de Cateriano, las críticas estuvieron centradas en el ministro de Educación, Martín Benavides. En la investidura de Martos, los cuestionamientos pasaron a la titular del MEF, María Antonieta Alva.

Desde Frepap, Podemos y UPP exigieron a la ministra pronunciarse sobre el sistema de pensiones. En el Congreso se tienen listos dictámenes para el retiro del 100% de los fondos de la ONP y las AFPs. En un momento, Aron Espinoza (Podemos, Lima) llamó la atención que la ministra Alva no estaba atenta a su alocución. “La ministra no presta atención, está chateando”, acusó.

La única mención directa al ministro de Educación provino de UPP. “El corrupto es premiado, sigue en el gabinete”, dijo el legislador Rubén Ramos (Puno), coordinador del grupo de educación superior universitaria en la Comisión de Educación del Congreso.

Otros prefirieron realizar pedidos más particulares. Orestes Sánchez (Podemos, Lima) aprovechó para solicitar la reapertura de las iglesias, mientras que Absalón Montoya (Frente Amplio, Amazonas) reveló que se había sumado a la cifra de congresistas contagiados con COVID-19. En su discurso se le notó agitado, síntoma del virus.

A diferencia de la sesión con Cateriano, la Mesa Directiva aceleró el proceso de debate. Se hicieron respetar los tiempos para que los congresistas no se extiendan más de dos minutos aproximadamente.

En total, intervinieron 114 congresistas, incluyendo al presidente del Congreso Manuel Merino (solo 12 tomaron la palabra en dos oportunidades: los nueve voceros y otros tres legisladores) acumulando poco más de cinco horas de debate.

“Los resultados serán favorables por los discursos que hemos escuchado, y así podamos trabajar en conjunto”, dijo el titular del Poder Legislativo adelantando los resultados de la votación.

En la investidura de Cateriano, la sesión se extendió hasta la madrugada siguiente. La conducción del debate, en el pleno de hoy martes, estuvo a cargo de Luis Valdez (Alianza para el Progreso, La Libertad), quien se mostró prolijo a la hora de hacer respetar los tiempos establecidos.

Votaciones de investidura durante el Gobierno de Vizcarra

Al cierre de la jornada, el primer ministro brindó un discurso donde reiteró su voluntad de trabajar en conjunto, y anunció que los ministros no darían explicaciones cortas, sino que han recibido la instrucción para que se reúnan con cada uno de los congresistas.

Este mensaje recibió los aplausos de los parlamentarios. Tras ello, Martos garantizó la máxima neutralidad para para el proceso electoral 2021. Su discurso de cierre de apenas cinco minutos, lo cual sorprendió a algunos legislador. “¿Y las respuestas?”, se filtró del audio de un parlamentario no identificado.

El primer ministro Walter Martos salió airoso de la primera prueba ante el pleno. Sin embargo, se vienen nuevas batallas para su equipo ministerial, y la próxima se llevará a cabo este jueves -apenas dos días después de la investidura- cuando el titular de Educación se presente al pleno para una sesión interpelatoria donde desde ya se habla de escenarios de censura desde la principal fuerza parlamentaria Acción Popular. Luego le tocará el turno a la ministra de Economía.

Fuente: El Comercio