“De acuerdo a un sondeo estadístico, la tasa de infección de la Covid-19 en nuestra región es la más alta a nivel nacional, pero la tasa de mortalidad y desarrollo de la enfermedad es muy baja”, indicó el especialista en hematología, Iván Ancco.

Señaló que, dicho sondeo ya fue presentado a la revista del Instituto Nacional de Salud (INS), y esto se debería a la altura, ya que el ciudadano que vive en zonas altas está adaptado a una menor oxigenación y las enfermedades respiratorias son mejor toleradas.

“Es muy probable que eso nos permita tener un menor desarrollo sintomático de la enfermedad”, dijo el especialista, al tiempo de indicar que estas son solo hipótesis. También explicó que el virus ataca principalmente al sistema respiratorio y altera los mecanismos de transporte de oxígeno a otros órganos importantes, eso genera un proceso inflamatorio intenso, lo que causa cuadros de coagulación, que produce una trombosis y el paciente lamentablemente muere.

El también investigador en temas de fisiología, informó que conjuntamente con un equipo de investigación de una universidad de Francia, vienen estudiando los cambios genéticos de una persona que vive a más de 5 mil metros de altura, pues anteriormente se creía que no podría existir vida a esa altitud.