Más de 150 padres de familia de la Institución Educativa Particular La Merced de Puno, realizaron hoy en la mañana un plantón en exteriores del colegio exigiendo la reubicación de los comerciantes del Mercado Central de los jirones Pineda Arce y Alfonso Ugarte.

Una de las madres de familia, Roció Urviola, señaló que es un riesgo la presencia de los comerciantes en ambas calles para los estudiantes de ese centro educativo por el ruido que generan, la congestión vehicular y peatonal ha incrementado, y otros. 

Señaló que han solicitado al alcalde de Puno, la reubicación de los comerciantes de ese centro de abastos porque a días de haberse trasladado a ambos jirones están causando malestar a los estudiantes.

Advirtió que presentaran un documento a la Defensoría del Pueblo para que interceda en este caso, porque se trata de la salud y seguridad de niños y adolescentes.


Redacción: MYCH