Se reunió con ambos titulares, allí reconocieron que se halló una cámara y audífono que ingresó un postulante y cuando se percataron del hecho, solo atinaron a retirarlo de la sala, sin denunciar el delito. Esto fue cuestionado por el procurador, porque debieron denunciar y poner en conocimiento de la fiscalía.

Posteriormente se trasladaron al ambiente donde se toma los exámenes, allí se verifico que no existen las medidas de seguridad como para evitar que los postulantes puedan copiar, ingresar artículos electrónicos y otras falencias.

Todo este proceso fue explicado por el procurador y las acciones que se tomaron en el momento.

Por su parte el director de transportes, Néstor Típula, reconoció que no tienen instrumentos para brindar seguridad y garantizar un proceso transparente, más allá de un verificador.


Redacción: RQ