En última inspección realizada a los quioscos escolares de las instituciones educativas primarias y secundarias de la ciudad de Puno, se ha constatado la venta de productos chatarra de procedencia boliviana y colombiana, los mismos han sido incautados, informó el subgerente de Gestión Ambiental y Salud Pública del municipio puneño, Felipe Larico.

Se ha incautado alrededor de 60 kilos de estos productos en los quioscos escolares de los centros educativos ubicados en el centro de la ciudad y el Alto Puno, indicó el funcionario.

Asimismo, constataron que los propietarios de los quioscos escolares, no están cumpliendo el compromiso que asumieron de reducir la venta de estos productos así como gaseosas, por lo que invocó a los padres de familia evitar dar dinero a sus hijos para que no compren chizitos y otros.

El funcionario también alertó a la ciudadanía que en los puestos de venta ubicados en exteriores del cementerio de Yanamayo, constataron la venta de gaseosas con fechas vencidas.

 

Redacción: MYCH