Víctor Calisaya Coila, juez del juzgado penal unipersonal de Puno, dijo que ya pasaron 10 años desde que entró en vigencia en el distrito judicial de Puno, el código procesal penal, a un principio con muchas expectativas y a la vez cuestionamiento por parte de algunos abogados.

“Sin embargo, esto llevó a un cambio positivo en el panorama judicial, sobre todo en el tema de la transparencia, ya que las audiencias públicas se realizan con mayor claridad”, agregó.

Asimismo, mencionó que cuando se habla de trasparencia, “el escenario natural de los procesos penales no solo es el despacho del juez, sino también la sala de audiencia que incluye: el público, los abogados, y demás interesados”, precisó.


Redacción: YAG