Continúa la mafia de tramitadores de brevetes. Esta vez un postulante que rendía examen para obtener licencia de conducir categoría A1, en la Dirección Regional de Circulación Terrestre de Puno, fue intervenido portando un celular adherido al cuerpo en la parte de atrás y audífonos de tamaño minúsculos, con el cual terceros pretendían ayudar con la resolución del examen a cambio de 500 soles.

Brayan Turpo Tayña de 21 años de edad natural de Sandía, luego de haber sido encontrado infraganti, contó que el contacto con los tramitadores lo hizo su amigo. Quien por el monto mencionado también se le dio de manera irregular el examen psicosomático porque no dio ningún tipo de evaluación. 

“Me siento arrepentido por haber hecho eso, yo solo quería obtener la licencia de manera rápida, mi amigo me dijo que con esta modalidad lo iba a hacer de una, yo vengo de lejos por eso acepté”, dijo Brayan.

A su turno el director regional de Circulación, Néstor Tipula, manifestó que uno de los practicantes fue quien se percató que el individuo realizaba movimientos sospechosos y empezó hablar fuerte dando lectura las preguntas, es donde se realiza la intervención.

Finalmente, señaló que con este caso es el tercero que se registra con la misma modalidad. Por ello se puso en conocimiento al Ministerio Publico quien se constituyó al lugar para levantar el acta correspondiente.


Redacción: RQ