Un grupo de padres de familia de la Institución Educativa Inicial N° 224 de San José de la ciudad de Puno, con un plantón en afueras de este centro educativo, pidieron la intervención de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) y Defensoría del Pueblo, para solucionar el problema interno entre dos profesoras, quienes se habrían agredido físicamente en presencia de niños y niñas.

Se trata de la directora del Centro Educativo, Miran Dueña y la profesora Guadalupe Coila, quienes deberían afrontar un proceso administrativo y disciplinario por este hecho bochornoso por parte de la Comisión de Proceso Administrativo (Coproa) de la Ugel Puno.

Al respecto, la madre de familia de la institución educativa, Sonia Coila, refirió que este problema entre estas dos docentes ha iniciado desde el inicio del año escolar 2019, sin embargo, las autoridades educativas de la Ugel tendrían conocimientos sobre los problemas.

Dijo que además los padres de familia durante la reunión que realizan sufrieron agresiones verbales por parte de la cuestionada directora, quien autoritariamente actúa en algunos acuerdos.