La reforma agraria debe continuar profundizando, pero con mayor inversión del gobierno central, regional y local, porque a la fecha se quedó solamente en la entrega de la tierra a los productores, pero no se ha tecnificado, mucho menos dado el valor agregado a sus productos, comentó el presidente de la Federación Departamental de Campesinos de Puno, Julián Paucar.

Recordó, que en los años 80 de forma pacífica se posesionaron en las tierras de los hacendados, inicialmente por las federaciones distritales de campesinos de Macarí y Santa Rosa en la provincia de Melgar y sucesivamente se extendió en todo el departamento de Puno, por esa “presión cívico-campesino” hasta que en 1986 se promulgó el decreto supremo 006 de reestructuración solo para Puno.

En ese sentido, señaló que, por los 50 años de la reforma agraria y 34 años de toma de tierra, realizarán un balance en un encuentro regional de comunidades campesinas y organizaciones agrarias a llevarse a cabo este 17 de junio en la Dirección Regional Agraria de Puno.

 


Redacción: FI