“Si se amplía el periodo de cuarentena, la ciudadanía va a empezar a sentir los efectos económicos y los bancos estarán en la obligación de ofrecer periodos de gracia”, opinó el abogado Moisés Sosa, al tiempo de indicar que, las entidades bancarias deben bajar la tasa de sus intereses.

Mencionó que, los bancos también deben sentir los efectos económicos que trae consigo la crisis del COVID-19; por ello, deben ofrecer medidas de gracia y si no lo hacen, podrían enfrentarse más adelante a una mayor crisis económica, teniendo en cuenta que gran parte de la población vive con préstamos bancarios.

Señaló que, el Congreso de la República debe presentar un proyecto de ley que obligue a los bancos a adecuarse a esta crisis; con ello, podrán presentar un plan y congelar las deudas de sus clientes hasta que la actividad económica en el país se normalice. Otra opción, es que la ministra de Economía y Finanzas, anuncie un paquete económico para enfrentar la crisis del coronavirus.

Respecto a la actuación de los gobiernos regionales y locales, Moisés Sosa, precisó que, ni bien la pandemia del coronavirus llegó a nuestro país, los gobiernos regionales han debido presentar un plan para hacerle frente a esta enfermedad, el mismo que contemple la implementación de un laboratorio molecular y la construcción de un hospital de campaña, exclusivo para atender casos de COVID-19.

Además, se debió implementar un programa digital de ubicación de los infectados, como sucedió en China y otros países, para que las personas conozcan las zonas en las que se encuentra la enfermedad.

Por su parte, los alcaldes provinciales y distritales deben organizar a la ciudadanía en brigadas, para que los mismos vecinos se controlen entre ellos y cumplan con las disposiciones del aislamiento social obligatorio. Además, las rondas campesinas deben tener el completo control de sus jurisdicciones.