El proyecto integral de agua potable y alcantarillado de la ciudad de Juli, provincia de Chucuito, corre el riesgo de no funcionar adecuadamente, debido a que en el expediente técnico no se contempló la compra de una moto bomba para impulsar agua del lago Titicaca.

Juan Carlos Cortez, expresidente del Frente Amplio de Defensa de los Intereses de Juli (FADIJ), exigió un peritaje a las valorizaciones pagadas a la empresa contratista SICMA SAC, a la ejecución de buzones, a los materiales de construcción y también al expediente técnico. 

Por ello sostuvo que la inversión de más de 70 millones de soles podría echarse al agua, pues si no se garantiza la fuente de producción de agua potable que es el lago, entonces nada asegura que el proyecto tenga sostenibilidad una vez concluida.