La alcaldesa de la municipalidad provincial de Putina, Yolinda Barrantes Quenallata, señaló que paulatinamente está rescindiendo los contratos a los funcionarios que no cumplen con el perfil establecido en los documentos de gestión, tal como concluyó la Contraloría General de la República (CGR), tras realizar la “verificación de perfiles de puesto-jefaturas”, en el mes de mayo.

Dijo que de los ochos funcionarios observados por la Contraloría, retiró al 60% y en los próximos días cumplirá con el cien por ciento, para contar con profesionales que cumplen el perfil.

Referente a la queja de que sus trabajadores de confianza provienen de la exgestión de la comuna local de Azángaro, Isidro Solórzano Pinaya, negó esa versión y aseguró que está buscando contar con profesionales que tengan experiencia.

 


Redacción: FI