Jesús Reyes Espinoza, poblador de la Comunidad Túpac Amaru de Quilca, distrito de Quilcapunko, denuncio que la directiva actual, le estarían amedrentando para quitarle sus terrenos originarios que pertenecían a sus padres.

El indignado poblador indico que años atrás estaba empadronada en la comunidad pero le han retirado solo por reclamar y defender sus predios, que serían 25 hectáreas.

Asimismo, Indico que la directiva del 2014, empezó a lucrar con la comunidad, pidiéndole cuotas y manipulándoles a su antojo, es por eso que inicio con un proceso judicial para defender sus terrenos, logrando buenos resultados, sin embargo, la nueva directiva presidida por Julián Condori Mamani, le estaría amedrentando.