El presidente del mercado Santa Bárbara, Carlos Quispe Aquino, pidió a las autoridades municipales acelerar con la mesa técnica emprendida con los comerciantes ambulantes del SUCMA San Román y que no sea un pretexto para que continúen generando desorden en las calles.

El dirigente lamentó que los dirigentes del SUCMMA San Román estén acostumbrados a lucrar con las vías públicas.

Asimismo, declaró que cada comerciante ambulante aporta 300 soles para ser agremiado, posteriormente les piden cuotas mensuales, además existe la reventa de sitios y alquileres, algo que debería ser controlado por la sub gerencia de Mercado y Abastos del municipio de San Román.

 


Redacción: FML