En conferencia de prensa, el párroco de la parroquia Cristo Rey de la ciudad de Juliaca David Vargas Valencia, declaro que las investigaciones que se le hace por el presunto delito de lavado de activo no tendrían sustento y obedecería a una venganza personal.

Detalló que la investigación es por un préstamo dinerario efectuado en el año 2014 cuando asumía el cargo de director del platel educativo San Juan Bautista de Puno, por un monto de 500 mil soles que sirvió para mejorar la infraestructura educativa.

Respecto a sus bienes inmuebles, declaró que solo tiene dos viviendas uno en Arequipa y otro en la ciudad de Juliaca, que fueron adquiridos con esfuerzo propio y préstamos que actualmente vendría sufragando.

Indicó que la denuncia fue presentada por un trabajador del plantel educativo donde laboraba hasta el año pasado, por una situación de venganza y el fiscal habría sido sorprendido por que no se consignó las pruebas pertinentes para aperturar las investigaciones.

Asimismo, no descartó con iniciar una acción legal contra esta persona que lo denuncio por el presunto delito de lavado de activos, y esperará que las investigaciones se cumplan en forma transparente y de manera neutra.


Redacción: FML