Familiares y amigos de Jhomara Erika Cruz Mayta de 22 años de edad, joven madre asesinada en la ciudad de Juliaca, realizaron una protesta exigiendo justicia y celeridad en las investigaciones para hallar a los responsables.

Con pancartas en mano y entre lágrimas, los familiares exigieron ayer a las autoridades de no haber actuado en su momento y priorizar las investigaciones para dar con el paradero de Erika Cruz.

Según los familiares, el responsable sería un efectivo policial de nombre Brayan Canaza, y para corroborar requieren el apoyo de las cámaras de video vigilancia que deben ser proporcionadas por la autoridad municipal.

 


Redacción: FML