Se dio a conocer que el personal de limpieza fue quien halló el cuerpecito inerte cuando realizaban labores de limpieza y recojo de residuos.

El feto se encontraba en una bolsa plástica de color blanco, al interior del tacho de basura de los servicios higiénicos de mujeres.

Ante los hechos personal de la policía aisló la escena y con presencia del Representante del Ministerio Público Basilio AUMA PARI (Fiscal de turno de la 1ra FPPC-SR-J), se realizó el acta de levantamiento de cadáver con participación de personal especializado de la OFICRI PNP – Juliaca, así como del médico legista Dr. Milton CONDORI QUISPE, quien indicó que el diagnostico presuntivo de muerte - aborto, se confirmará en la necropsia de ley del óbito fetal.

Cabe resaltar que el feto tiene 10 centímetros de tamaño, que correspondería a un período de gestación de 8 a 10 semanas, presumiéndose que habría sido arrojado por personas inescrupulosas.