La Defensoría del Pueblo con sede en la ciudad de Juliaca, en los próximos días realizará un trabajo de inspección a los centros educativos estatales, con el fin de verificar el avance presupuestal destinados para la reparación de las infraestructuras educativas.

Nivardo Enríquez Barriales jefe del módulo de la Defensoría del Pueblo, indicó que el gobierno central ha transferidos fondos para el mantenimiento de los centros educativos, y a puertas del reinicio de las labores escolares los trabajos deberían tener un avance considerable, por ello incursionarán esta labor.

Respecto al proceso de matrículas indicó que cada padre de familia deberá realizar un pago máximo de 63 soles, cuál debe ser establecido en asamblea general de APAFA, de superar este monto se estaría cometiendo una infracción.