Con decenas de personas heridas y otra similar cantidad de detenidos terminó el lanzamiento en el sector conocido como Totocerca, Mayopata e Islairo, donde más de mil policías de Juliaca y Puno llegaron para desalojar a quienes fueron sindicados como invasores.

El lanzamiento se realizó ayer al promediar las 10 de la mañana a pesar que estaba programado para las 9 de la mañana. Los efectivos policiales iniciaron la operación lanzando bombas lacrimógenas para dispersar a las personas que se oponían a abandonar sus viviendas.

Los que se resistían al desalojo, utilizaron una serie de objetos contundentes como bombardas, artefactos pirotécnicos, balones de gas y otros con los que pretendían obstaculizar el trabajo de las fuerzas policiales, no obstante, estos fueron neutralizados.

De a poco los revoltosos fueron detenidos para posteriormente ser trasladados a Seguridad del Estado para su identificación y ser procesados por obstaculizar la justicia.

Horas después del enfrentamiento, al lugar llegaron cargadores frontales que destruyeron los muros de las viviendas y algunas de estas estructuras eran de dos pisos.

Entre lágrimas varios de los supuestos propietarios pedían solucionar el problema con los propietarios que ganaron el juicio, sin embargo, sus lágrimas fueron en vano porque no fueron escuchados.

 


Redacción: FML