En cumplimiento a la ordenanza municipal N°049-2020, la Gerencia de Fiscalización, personal de Serenazgo y la Policía Municipal de San Román, se trasladaron hasta los principales centros de abastos de la ciudad de Juliaca, para restringir el horario de atención solo desde 6 de la mañana hasta las 12 del mediodía.

La fiscalización inicio desde los supermercados Plaza Vea y Mía Market, cuyos propietarios cerraron sus puertas al promediar el mediodía posterior a ello se trasladaron hacia los mercados Santa Bárbara, las Mercedes, Túpac Amaru, Pedro Vilcaapaza y finalizando el mercado Cerro Colorado.

En varios de estos centros de abasto se pudo apreciar que los comerciantes no acataron esta disposición de cerrar sus puestos al mediodía. Muchos de ellos incluso de manera prepotente intentaron enfrentarse al personal de Serenazgo y la Policía Municipal; sin embargo, otra fue la cara del mercado Pedro Vilcapaza y Cerro Colorado donde los comerciantes acataron la ordenanza municipal de manera unánime.